Buscar

¿Qué papel juega Hong Kong en la atracción de la capital en China?

Mientras se defina el impacto de la nueva ley de seguridad en Hong Kong, el intercambio comercial y las inversiones entre México-Hong Kong-China seguirán, cada uno con propósitos muy bien definidos

A pesar del cambio de las dinámicas de la información y las preferencias sobre otras noticias internacionales, lo que sucede en Hong Kong sigue siendo importante no solo para el destino de la política de China sobre este territorio que se resume con la frase “un país, dos sistemas”. Es además, un termómetro de lo que podría acontecer en la región, especialmente con la relación ChinaTaiwán, la cual podría desencadenar un conflicto mayor con los Estados Unidos y otros actores regionales como Japón y Australia luego que se publique dicha ley (probablemente antes del primero de julio próximo). 


De acuerdo a la óptica de Diego Ocampo, empresario mexicano radicado en Shanghái, “Hong Kong suponía una entrada de capital y de atracción de grandes inversiones para China, sin embargo, en la actualidad solamente representa solo 2% del PIB del gigante asiático. Esto se debe a la estructura económica que China ha construido a través de los años en lo referente a la apertura hacia el capital extranjero en inversiones directas, especialmente en las empresas de productos y servicios manejadas al 100% con capital extranjero. Estas empresas son conocidas como Wholly Foreign Owned Enterprise WFOE y sus características son distintas dependiendo de la provincia, ciudad y distrito en el que se decida invertir”. 


Diego Ocampo asegura que “China se ha estado preparando y ha atraído mayor inversión directa en lugar de depender de las facilidades financieras como en Hong Kong. La gran diferencia es que en Hong Kong todos los empresarios lo utilizamos como un puente entre el mundo occidental y la manufactura en China, es decir un hub (centro de actividad) de pagos que permite el comercio internacional y la facilidad de crear una infraestructura capaz de soportar transacciones diarias en distintas monedas, facilidades de impuestos y sobre todo seguridad en el comercio internacional, algo que todavía no es muy fácil en China, sin embargo, lo será en los años venideros”. 


Cabe comentar que con la entrada de las WFOE, una gran cantidad de empresarios extranjeros en China han logrado ser los dueños al 100% de las acciones y es un cambio importante ya que al principio de las reformas económicas de ese país, las inversiones extranjeras tenían que ir acompañadas con una sociedad o una Joint Venture con un nacional (chino) lo que provocaba toda clase de problemas en el desarrollo de los negocios que se veían afectados por la falta de claridad en la normatividad y en las leyes que regulaban a los inversionistas foráneos. Hoy en día, las transacciones en moneda extranjera son cada vez más sencillas, sin embargo, de acuerdo a Diego Ocampo, “siguen algunas trabas para poder lograr una plataforma de comercio como Hong Kong, en donde justamente recae en gran medida el comercio de China”. 


Mientras se defina el impacto de la nueva ley de seguridad en Honk Kong, el intercambio comercial y las inversiones entre México-Hong Kong-China seguirán, cada uno con propósitos muy bien definidos, especialmente a las empresas de consultoría, comercio que ha potencializado las ventajas en el desarrollo de la plataforma creada por este territorio. Todo parece indicar que la estrategia de Beijing con respecto a la inversión directa en bienes y servicios continuará su crecimiento exponencial en los siguientes años buscando crear unhub de negocios importante con regulaciones más flexibles para el capìtal extranjero, desmantelando paulatinamente la ventaja de Hong Kong en la materia.

23 vistas
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • YouTube
  • descarga
  • Icono social LinkedIn
  • descarga

© 2020 Dr. Adolfo Laborde Carranco