Buscar

México y sus TLC´s

El Comercio Exterior será fundamental en las medidas a implementar para la reactivación económica de México ante la situación global derivada de la pandemia del Covid-19.


Un Tratado Comercial o de Comercio es “un acuerdo que establecen dos o más países bajo el amparo del derecho internacional y con el objetivo de mejorar sus relaciones en términos económicos y de intercambio comercial. Cuando son Tratados de Libre Comercio (TLC) se establecen reglas para realizar el intercambio de productos y de servicios, eliminando los obstáculos (arancelarios, impuestos, etc.) en las importaciones y las exportaciones. Estos Tratados Comerciales ofrecen las siguientes ventajas: acceso a mercados más amplios; competitividad y acceso a una mayor diversidad de productos y servicios; eliminación de condiciones y barreras comerciales e intercambio de tecnología” (Gobierno de México (2019), en otras palabras, son los instrumentos jurídicos o las carreteras pavimentadas que le dan certidumbre y facilitan los procesos de internacionalización comercial de las empresas mexicanas.


Para ello se cuentan con una amplia red arriba mencionada, donde se destacan el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC, antes TLCAN, 1994), los TLC´s con Colombia (1995); Chile (1999); Israel (2000); Unión Europea, (2000); Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza (2001); Uruguay, (2004); Japón, (2005); Perú, (2012); Centroamérica, (2013); Panamá, (2015); la Alianza del Pacífico (Colombia, Chile y Perú, 2016) y el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT, 2018). Los miembros del TIPAT son Canadá, Australia, Vietnam, Singapur, Brunei, Nueva Zelanda, Japón, Perú, Chile, Malasia y México. Dicho tratado entró en vigor para Australia, Canadá, Japón, México, Nueva Zelanda y Singapur. El resto de los países están pendientes las ratificaciones de sus respectivos congresos.


La Secretaría de Economía (SE) recientemente anunció lo que serán las medidas a implementar que ayudarán a la reactivación económica de México ante la situación derivada por la pandemia global del Covid-19. Dentro de las mismas, se encuentra el Comercio Exterior, que sin duda será fundamental en este proceso. De acuerdo con información de la Organización del Mundial del Comercio (OMC, 2021) y la propia SE (2021), México es el 11 exportador mundial y el primero en América Latina y su red de 13 Tratados de Libre Comercio (TLC´s) con 50 países vinculan a la economía mexicana con más de 1300 millones de consumidores, lo que representa el 60% del Producto Interno Bruto Mundial (PIB).

Un Tratado Comercial o de Comercio es “un acuerdo que establecen dos o más países bajo el amparo del derecho internacional y con el objetivo de mejorar sus relaciones en términos económicos y de intercambio comercial. Cuando son Tratados de Libre Comercio (TLC) se establecen reglas para realizar el intercambio de productos y de servicios, eliminando los obstáculos (arancelarios, impuestos, etc.) en las importaciones y las exportaciones. Estos Tratados Comerciales ofrecen las siguientes ventajas: acceso a mercados más amplios; competitividad y acceso a una mayor diversidad de productos y servicios; eliminación de condiciones y barreras comerciales e intercambio de tecnología” (Gobierno de México (2019), en otras palabras, son los instrumentos jurídicos o las carreteras pavimentadas que le dan certidumbre y facilitan los procesos de internacionalización comercial de las empresas mexicanas.

Para ello se cuentan con una amplia red arriba mencionada, donde se destacan el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC, antes TLCAN, 1994), los TLC´s con Colombia (1995); Chile (1999); Israel (2000); Unión Europea, (2000); Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza (2001); Uruguay, (2004); Japón, (2005); Perú, (2012); Centroamérica, (2013); Panamá, (2015); la Alianza del Pacífico (Colombia, Chile y Perú, 2016) y el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT, 2018). Los miembros del TIPAT son Canadá, Australia, Vietnam, Singapur, Brunei, Nueva Zelanda, Japón, Perú, Chile, Malasia y México. Dicho tratado entró en vigor para Australia, Canadá, Japón, México, Nueva Zelanda y Singapur. El resto de los países están pendientes las ratificaciones de sus respectivos congresos.

Además de estos instrumentos comerciales, el 15 de diciembre del año pasado, México y Reino Unido firmaron el Acuerdo de Continuidad Comercial que tiene una naturaleza transitoria, lo que dará pauta que en esta año, inicien formalmente las negociaciones para un nuevo y ambicioso TLC (SRE, 2020). Como se puede observar, esta red de TLC´s abarca casi todas las regiones del mundo (menos África) lo que le permite a las empresas nacionales, además de extender su presencia en el mundo, diversificar sus operaciones comerciales con otros mercados que en un contexto post-Covid-19. Asimismo, podrían apoyar su toma de decisiones comerciales con la información de primera mano que provee el Gobierno de México a través de del Sistema Nacional del Comercio Exterior (SNICE) y DataMéxico. Esperemos que estos instrumentos comerciales se conozcan aún más por el sector exportador y los emprendedores nacionales con el fin de incrementar nuestra oferta y demanda exportable, lo que sin duda traerá consigo, mayores niveles de Inversión Extranjera Directa (IED), mejores empleos y diversificación comercial en el mundo.

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo