Buscar

Geopolítica y puente aéreo sanitario

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) no ha sido la excepción, más aún en la crisis global del nuevo coronavirus


Carmen Vivas vía El Independiente


Si hay algo que podemos reconocerle al actual gobierno de nuestro país es su eficaz manera de comunicar. Bien o mal, pero se posicionan cotidianamente en la opinión pública nacional. 


La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) no ha sido la excepción, más aún en la crisis global del nuevo coronavirus. Lo han hecho ya sea con el anuncio de la repatriación de connacionales varados por el mundo hasta el actual puente aéreo sanitario México-China, que en la opinión de un diplomático mexicano “ha sido el resultado de un gran esfuerzo” que ojalá consiga ampliar las capacidades sanitarias del país ante la crisis sanitaria que se avecina y dote de insumos al sistema de salud público.  


Amen de que sea o no una respuesta tardía o pragmática ante la pandemia, no debemos perder de vista que no se trató sólo de obtener insumos e instrumental médico básico para atender el COVID-19, sino que tiene implicaciones geopolíticas para la 4T en el mundo.  

Independientemente del protagonismo de algunos operadores diplomáticos de la 4T en el famoso puente aéreo entre México y China, con posibles metas políticas propias, la coyuntura permite a México jugar sus cartas en un contexto de interdependencia política y económica global, más aún cuando los efectos en la economía internacional serán devastadores para muchos países. 


Jugar con China como aliado en la pandemia del coronavirus, aunque el costo de sus productos esté por arriba del precio tradicional, permite a nuestro país mandar señales de reconciliación al gigante asiático, tras la finalización de las negociaciones del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). 


No es un secreto que el mismo tratado condiciona las relaciones de sus miembros con naciones consideradas como economías cerradas o no de mercado (abierto). Esto no sólo excluye de  beneficios a múltiples empresas chinas que, como otras trasnacionales, han aprovechado la ventaja competitiva (ubicación) de nuestro país, sino que establece una frontera para ese país más allá del río Suchiate


Sin embargo, no hay que olvidar que China tiene una importante presencia económica y política en América Latina


¿Qué gana China? Mucho. La conversación telefónica de la semana pasada entre los presidentes Xi  Jinping y Andrés Manuel López Obrador (AMLO) lo dice todo.

En política la forma es fondo, y la política internacional no escapa a esta lógica. Ese día, curiosamente nuestro país fue noticia en el mundo por su negativa de disminuir la producción de petróleo en 400,000 barriles diarios. 


El resultado de esa negociación es conocido por todos, se reducen 100,000 barriles y Estados Unidos complementará otros 250,000 barriles para llegar al objetivo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y los países que estuvieron en esa negociación.  


No obstante, si hay un país afectado por el aumento de los precios del crudo en los próximos dos años, que es la duración del pacto acordado, es China, que necesitará de toda su capacidad productiva instalada para reiniciar su economía, y para ello, el petróleo será una parte fundamental. Lo mismo sucederá con Japón y Corea. Un crudo caro hace sus productos incosteables o menos competitivos. 


Aparentemente, pues, México lanzó un guiño a China y en segundo plano a Japón y Corea, con su posición ante los miembros de la OPEP y los países asociados. 


Esperemos que esta situación no afecte la imagen del país y, sobre todo, su recuperación económica, más aun ante la inminente reconfiguración en las relaciones económicas internacionales, donde la ventaja competitiva de las naciones irá más allá de la ubicación y sus redes de tratados de libre comercio, es decir, de una óptica netamente de economía de mercado.



8 vistas
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • YouTube
  • descarga
  • Icono social LinkedIn
  • descarga

© 2020 Dr. Adolfo Laborde Carranco